SILVESTRE PARADOX - La Obra Del Artista (2013)

 

 

 

Silvestre Paradox, el músico, tiene algo del personaje barojiano del mismo nombre, y también de las referencias más directas de éste: el Quijote de Cervantes y Pickwick deDickens. Manuel Palomino, la persona detrás del personaje, es un músico peculiar, con una fuerte personalidad y un estilo propio alejado de convencionalismos. En La Obra Del Artista, el segundo LP de este polifacético y experimentado músico madrileño, continua el camino iniciado con su álbum debut Mashenka Te Mira (2012), con una mezcla heterogénea de pop, jazz, soul... todo ello aderezado con un marcado toque latino.

 

El disco llama la atención ya desde su portada, con una imagen llena de simbolismo. Pero, como no podía ser de otra forma, lo mejor esta dentro. Son doce temas grabados y masterizados en el Nelson Studio de La Habana, con el productor Nelson Rodríguez y la participación de músicos cubanos de prestigio, algunos de los cuales ya habían colaborado en el disco anterior. El resultado ha sido una obra variopinta, pero con un marcado y reconocible trasfondo musical. En los dos primeros cortes, “Para Vivir No Quiero” y “El Mundo”, se aprecia la capacidad de Manuel Palomino para poner música a textos de autores tan reconocidos como Pedro Salinas y Eduardo Galeano. Aunque la habilidad creativa del autor puede apreciarse en el resto de las composiciones, destacando sobremanera “Principios Matemáticos De Gravitación Sexual”, un delicioso poema con tintes absurdos y cargado de intención e imaginación, y “Charolín Y Mediasuela” –título que evocará a muchos sus recuerdos de infancia– un canto a los vaivenes del amor con un acertado acompañamiento instrumental que aglutina elementos clásicos y modernos.

 

Es un trabajo técnicamente muy logrado, donde se consigue una combinación de instrumentos bien definida que potencia la voz del solista. Silvestre Paradox, siempre fiel a su estilo, nos ofrece de nuevo una música que levanta el animo en tiempos de tristeza intrínseca. Un rayo de luz para pesimistas redomados.

 

por María Manuela Cortinas

CRÍTICA: SILVESTRE PARADOX – LA OBRA DEL ARTISTA

 marzo 11, 2014  La Mirada Negra

 

SILVESTRE PARADOX

(La Obra Del Artista)

7/10

 

 

 

Puede que se escape a nuestro estilo el lanzamiento de Silvestre Paradox, que en su fusión de estilos deja al rock un tanto escondido debajo de las influencias latinas marcadas por el soul, el jazz más asequible e incluso la música popular. Pero independientemente de todo ello cabe valorar el trabajo del madrileño Manuel Palomino que se lanza a grabar en Cuba rodeado por espléndidos músicos autóctonos este trabajo de mucha sensibilidad, de detalles precisos, de elegancia, clase, cuidado tacto y envoltura.

Los arreglos parten desde las segundas voces que arropan al propio Manuel, que se deja acompañar por el constante flujo de elementos que brinda variedad desde la base rítmica, que juega con percusiones muy variadas, con unos teclados en constante fluir y con arreglos varios que pasan por los vientos hasta ciertos elementos orquestales.

De esta manera desde la sencillez se siembran unos temas de lo más completos, con el movimiento del inicial “Para Vivir No Quiero”, con unas guitarras más rockeras en “El Mundo”, ciertamente sensual en “Principios Matemáticos De Gravitación Sexual”, con el cuerpo de “Relájese!!” o con la diversidad de un “Caja De Música” que tiene sorprendentes momentos que pasan incluso por las inclusiones de guitarras acústicas.

Aunque ahora los rockeros más veteranos comparten pasión con sus hijos, antes se decía que el espíritu transgresor del rock debía hacer que tus padres no lo aceptaran como algo positivo para ti. No se cumplirá en este caso, ya que podrás compartir esta obra con tus padres y muy posiblemente les guste tanto o más que a ti. De lo que no queda duda, en cualquier caso, es que es un exquisito trabajo musical. Aunque quede un tanto lejos de mis preferencias personales.

ANTONIO REFOYO (antonio@lamiradanegra.es)